Jun Fan Jeet Kune Do

Bruce Lee (chino tradicional: 李小龍) nació el 27 de Noviembre de 1940 en San Francisco, California, USA
Falleció el 20 de Julio de 1973 en Hong Kong. China

Fue un artista marcial, actor, filósofo y escritor chino, quizá el más conocido exponente de las artes marciales que ha conocido el mundo, y reconocido como uno de los mejores artistas marciales que se hayan conocido.
Bruce Lee fue antes que nada Artista Marcial y Filósofo; su profesión de actor le vino por sus padres que eran actores de Opera cantonesa y de esa forma tuvo un contacto con la interpretación a muy temprana edad.

Comenzó a practicar artes marciales con su padre Li Hoi Chuen desde muy pequeño, pero formalmente entró a practicar Wing Chun Kung Fu con el Gran Maestro Yip Man a los 13 años y luego aprendió otros muchos estilos con diferentes Instructores y practicantes con los que intercambiaba conocimientos.

Estudió el pensamiento filosófico de los sabios taoístas como Lao-Tsé y Chuang-Tsé, y otros sabios chinos como Confucio y otros, se graduó en filosofía en la Universidad de Washington donde se interesó también por el pensamiento de Hegel, Marx, Krishnamurti, Spinoza, Edwin L. Haislet, Julio Martínez Castello, Hugo y James Castello, Roger Crosnier entre otros, los cuales aplico a su estilo de vida.

Juventud
En el año del Dragón, y en la hora del Dragón, entre las 5 y las 8 de la mañana, nace en el Hospital Jackson Street de San Francisco, el día 27 de noviembre de 1940. Su padre, Lee Hoi Chuen, estaba de gira con una obra de la Ópera China Cantonesa en el continente americano; de ahí que Bruce naciera en San Francisco.

Grace Li, la madre de Bruce, de ascendencia chino-alemana, puso a su niño de nombre Li Jun Fan, que significa Protector de San Francisco, pero durante los primeros meses le llamaban el Pequeño Fénix, que en chino es un nombre femenino. Pretendían con ello confundir a los espíritus malignos que roban al primer varón cuando ha oscurecido. Fue la enfermera Mary Glover quien le puso su nombre en inglés, Bruce, pensando que al nacer en América necesitaría un nombre más americano. El apellido “Li” se occidentalizó a “Lee” y de ahí surgió Bruce Lee, con el cual se le inscribió en su partida de nacimiento.

Su primera aparición cinematográfica, según Bruce Le, fue a los dos meses de edad y a los seis también participó en Tears of San Francisco (Lágrimas de San Francisco). En 1946, cuando Bruce contaba únicamente con 6 años fue introducido en la industria cinematográfica de Hong Kong gracias a unos amigos de la familia. Tras una pequeña prueba el pequeño fue aceptado. La película se tituló Birth of Mankind (El nacimiento de la humanidad) y se trataba de una película melodramática que estaba de moda entonces en Hong Kong. Posteriormente Bruce rodó otras trece películas del mismo corte; en todas ellas figuró su nombre artístico, Li Shiu Loong, que significa el Pequeño Dragón. The Kid es la única película en la que trabajó con su padre, pero curiosamente no intervienen los dos en ninguna escena juntos.

El atractivo mundo del cine quizá influyó en que durante su niñez, o más bien su adolescencia, Bruce Le perdiera el interés por los estudios y se dedicara a pasar más tiempo en la calle donde las duras condiciones de la posguerra habían creado un panorama propicio para la delincuencia, las travesuras, las frustraciones y la miseria que resultaban en pandillas, peleas y problemas de todo tipo. Todo esto unido al hecho de que Hong Kong estaba sometida a la colonización británica, con lo que los mejores trabajos, propiedades y oportunidades fueran para los ingleses derivó en que muchos jóvenes de su edad se agruparan para defender lo que consideraban sus “territorios”. En este ambiente Bruce Le y otros muchos chicos de su edad se hicieron pandilleros; se dedicaban a pelearse con otras pandillas, y muchas veces llevaban armas, cadenas, etc. Formó incluso su propia banda callejera, los 8 Tigres de Junction Street. Pero un día se preguntó qué pasaría si no tuviera el apoyo de la banda y se metiera en una pelea; entonces decidió aprender Wing Chun Kung Fu. Habló con su madre y logró convencerla de que tenía problemas a la salida del colegio y necesitaba aprender a defenderse. A partir de ese momento las artes marciales se convirtieron en el centro de su vida.

Bruce Lee conocía a un chico de su edad, o poco mayor, William Cheung, que siempre andaba metido en peleas y nunca perdía. Un día Bruce Le le preguntó por ello y le comentó que era debido a su arte. William le propuso aprender Wing Chun y Bruce Le aceptó. El comportamiento de Bruce cuando entró por primera vez a la academia de Yip Man no fue todo lo respetuoso que debiera haber sido, sobre todo tratándose de un muchacho oriental, por lo que Yip Man decidió que Bruce Le no estaba capacitado para aprender un arte como el Wing Chun, y así se lo comunicaron por medio de William Cheung. Bruce Le decidió volver al día siguiente con humildad y respeto, y Yip Man le dio una oportunidad.

Bruce Le estuvo unos 5 años aprendiendo Wing Chun bajo la tutela de Yip Man, aunque , por su carácter inquieto, aprendía también de otros alumnos de Yip Man como Wong Shun Leung .

Bruce Le fue inscrito en el colegio inglés de San Francisco; por aquellos tiempos había torneos interescolares entre ellos y, puesto que se trataba de colegios ingleses, había torneos de boxeo. Bruce decidió tomar parte en uno de ellos, que se celebró en el colegio de St. George, y lo ganó utilizando las técnicas que conocía, el Wing Chun. No fue el único campeonato que ganó por aquella época, ya que su afición por el baile, especialmente el Cha-cha-cha, le llevó a presentarse al Campeonato de la Colonia de Hong Kong, resultando campeón de baile en ese mismo año de 1958.
El arte del Jun Fan Jeet Kune Do

El Jun Fan Jeet Kune Do (chino: 截拳道, “el camino del puño interceptor”; JKD) es un sistema de artes marciales basado en conceptos, y una filosofía de vida desarrollada por el maestro de Artes Marciales Bruce Lee

A diferencia de la mayoría de artes marciales (sobre todo las tradicionales), no sigue rutinas ni patrones fijos o preestablecidos, sino que propone una serie de pautas desde las que evolucionar personalmente, tanto física como psicológicamente, persiguiendo la autoexpresión del ser humano.

Creado por Bruce Lee entre los años 1960 y 1973, aunque en un principio estuvo basado en el kung fu/ Wu shu estilo wing chun. El Jeet Kune Do primeramente llamado «Jun-Fan Gung Fu» (chino: 振藩功夫, cantonés: Janfàan Gūngfū, pinyin: Zhènfán Gōngfū, literalmente: ‘el Kung Fu de Bruce Lee’)— es un método de combate independiente, siempre en evolución.

El Jeet Kune Do, no es solo otro estilo de Wu shu-Kung fu tradicional. Es el resultado de la investigación y la “fusión” de Wing Chun, el Boxeo Occidental, la Esgrima Occidental, tras ser analizadas, revisadas y aplicadas por Bruce Lee desde sus estudios de la fisionomía del cuerpo humano.

Bruce Lee, su creador, reflejaba dentro y fuera de cada una de sus películas su gran explosividad, y peculiar arte de combate, el Jeet Kune Do, quedando así guardadas algunos de sus gestos motrices en éstas y en su libro, en el que demostraba a través de fotografías este efectivo sistema.

Historia del JKD

Jun Fan Gung Fu Institute, Seattle, en Washington (USA)
Jun Fan Gung Fu Institute, en Oakland, California (USA)
Jun Fan Jeet Kune Do, en Los Angeles, California (USA)

El Jeet Kune Do fue criticado desde sus inicios, descrito como un arte marcial híbrido, y fue tachado de bastardo; por los “maestros” orientales puristas de las artes marciales tradicionales chinas, coreanas y japonesas, quienes tenían el monopolio del mercado en los años 1960 en los E.E.U.U. al considerar al Jeet Kune Do como una fusión marcial influenciada por las tendencias ideológicas occidentales y por su búsqueda de la efectividad como primer punto.

Sin embargo, el Jeet Kune Do fue apreciado por el gran público estadounidense, al que Bruce Lee ofrecía un arte marcial dedicado plenamente tanto a la defensa como al ataque. Esta adaptabilidad venía representada en las opiniones de Bruce Lee como:

“Yo no represento un estilo, sino todos los estilos. Ustedes no saben lo que estoy a punto de hacer, pero ni yo lo sé. Mis movimientos son el resultado de sus movimientos y mi técnica, es el resultado de vuestra técnica”

Alrededor de 1968, Bruce Lee llamó a su sistema de combate y filosofía Jeet Kune Do, que significa El camino del puño que intercepta, o Camino del puño interceptor.

Años antes, a su sistema marcial, que incluía técnicas y estrategias de múltiples artes marciales, le puso el nombre de Jun Fan Gung Fu (el Kung Fu de Jun Fan, su nombre en chino). Sin embargo, su intención no era crear un nuevo estilo de combate, que como todos ellos, son limitados, sino un proceso y unas ideas que ayudaran a crecer como artistas marciales a sus practicantes sin ninguna limitación o patrón fijo.

Jeet Kune Do no es un proceso de acumulación o adición diaria de técnicas sino todo lo contrario, un proceso de eliminación continuo de lo que no sirve.
O como dijo Bruce Lee:

“El arte del Jeet Kune Do es simplemente simplificar”

Tomar lo útil y desechar lo inútil. Muchos de los conceptos sobre los que se asienta el JKD están extraídos del arte del Wing Chun que Bruce Lee practicó en su juventud, como la teoría de la línea central, el uso del puñetazo recto vertical, los atrapes o agarres, o el uso simultáneo de los dos brazos para parar y golpear en un mismo tiempo. No obstante, también se aprecia claramente la influencia del boxeo occidental o la esgrima, y en menor medida otros muchos estilos de los que extrajo lo que para él le servía.

Esto no debe hacer pensar que el Jeet Kune Do es un arte marcial ecléctico que se limita a extraer técnicas de varios estilos para formar uno nuevo. En vez de eso, el Jeet Kune Do favorece la forma sin forma, de modo que asume todas las formas, y como no tiene estilo, puede adaptarse a todos los estilos.

Por tanto, el JKD utiliza todos los caminos y no está limitado por ninguno, por lo que usa todas las técnicas y medios que sirvan a su fin, eliminando las barreras e impedimentos que ya sea por motivos tradicionales o por reglamentos deportivos, hacen que no se pueda usar cualquier parte del cuerpo para el combate.

Asimismo, el Jeet Kune Do favorece que el practicante cambie o reinterprete las técnicas para adaptarlas a sus propósitos.

Bruce Lee no estaba de acuerdo con la práctica rutinaria de katas o secuencias fijas de técnicas existentes en la mayoría de sistemas tradicionales. El combate es algo vivo y que cambia constantemente, no está sujeto a patrones preestablecidos.

Por ello, según Bruce Lee, la práctica del kata no refleja la realidad del combate con sus situaciones constantemente cambiantes, sino que hace del practicante un ser mecánico que repite una serie de movimientos y técnicas que le hacen ver la totalidad y fluidez de un combate como algo parcial sujeto a sus rutinas clásicas. En palabras del propio Bruce Lee, el hombre clásico es tan solo un manojo de rutina, ideas y tradición. Cuando actúa, está traduciendo cada momento actual en términos de lo antiguo. Está estancado en el pasado.

Principios del JKD
El Jeet Kune Do se sustenta en una serie de principios o teorías que forman los cimientos del arte sobre el cual se construyen las técnicas. Uno de ellos es el dominio de las cuatro distancias de combate, principio fundamental en todo arte marcial que se enfoque hacia la autodefensa. Es imprescindible conocer y moverse con soltura en la distancia de cuerpo a cuerpo, media, larga y en el suelo.

El Jeet Kune Do hace que sus practicantes se entrenen en cada una de estas gamas por igual. Según Bruce Lee, este modelo de entrenamiento sirve para distinguir al JKD de otras artes marciales. Bruce Lee indicó que la mayoría, pero no todos los sistemas marciales tradicionales, se especializan en el entrenamiento en una o un máximo de dos distancias.

Sus teorías han sido especialmente influyentes y verificadas en el ámbito del deporte en las artes marciales mixtas, pues las fases de un combate de “AMM”/”MMA” son esencialmente la aplicación del mismo principio y conceptos expuestos en el combate de JKD.

El JKD resalta la noción de que la mejor defensa es una buena ofensiva. El principio de interceptar es fundamental también en JKD. Si un oponente decide atacar, este deberá precipitarse contra su rival. Es este momento en el cual es posible interceptar el ataque rival y contraatacar. Es posible asimismo interceptar detalles distintos del ataque rival, como por ejemplo la tensión emocional del oponente o movimientos que telegrafían sus intenciones.

El ser como el agua es un principio que refleja la flexibilidad y adaptabilidad que el practicante debe conocer y poner en práctica. El agua puede dejar ver a través o impedir la visión en otras ocasiones, puede rodear, abarcar, atravesar o erosionar los impedimentos que encuentre en su camino. Puede estar calmada y en otras ocasiones rápida y brava y es capaz de deteriorar la roca más dura.

Los sistemas tradicionales de artes marciales no suelen seguir este principio de fluidez, mientras que el Jeet Kune Do es algo dinámico, constantemente cambiante y por lo tanto extremadamente flexible. Bruce Lee creía que un sistema marcial debía tener estas cualidades.

Si el rival se contrae, el practicante de JKD se expande y viceversa, si el rival usa su fuerza, el JKD usa la flexibilidad y viceversa. Un árbol poderoso y fuerte puede ser arrancado en una dura tempestad o resquebrajado por el peso de la nieve, pero el bambú o el sauce flexible logran perdurar gracias a su flexibilidad y adaptabilidad, igual que el agua.

Los estudiantes de JKD evitan sistemas tradicionales de entrenamiento, o estilos de lucha que siguen la pedagogía confuciana o lineal usada en las escuelas tradicionales del Kung-Fu y del Karate, debido a esta carencia de adaptabilidad. El JKD se orienta para ser un grupo de conceptos dinámico que están en constante cambio, siendo así extremadamente flexible. Se anima a los estudiantes de JKD que estudien cada forma de combate posible, esto es así para ampliar sus conocimientos de otros sistemas de lucha.

La economía de movimiento es un eje central en Jeet Kune Do. No se debe desperdiciar ningún movimiento o tiempo en el transcurso del combate. Las técnicas y estrategias más simples y directas son las que mejor funcionan y evitan el agotamiento del combatiente.

Los golpes de parada reflejan este principio. Un golpe de parada intercepta el ataque del rival a la vez que sirve como ataque. Es una estrategia defensiva difícil de dominar pero es la más apropiada para minimizar el tiempo y el movimiento. Está tomada de sistemas tradicionales de Kung Fu chino y de la esgrima occidental. El parar y contraatacar simultáneamente no es una técnica tan avanzada como el golpe de parada pero es más efectiva y económica que primero parar y acto seguido contraatacar. Es un movimiento extraído de sistemas chinos de artes marciales como el Wing Chun, en el cual se practican con frecuencia este tipo de movimientos simultáneos.

La defensa debería redirigir el ataque del oponente en vez de bloquearlo porque requiere una menor cantidad de energía en su ejecución y se aprovecha la fuerza del rival en su contra o para desequilibrarle.

Una consecuencia del principio de economía de movimiento es el limitar el uso de las patadas altas, ya que gastan más tiempo y energía que las destinadas a zonas bajas. Además, el uso de patadas bajas provee al combatiente de mayor estabilidad y al oponente de más dificultad para contrarrestarlas. No obstante, si se presenta una buena oportunidad para usar una patada alta, el practicante de JKD puede aprovechar la situación ya que si se lleva a cabo con éxito el resultado del combate está casi asegurado. Lo mejor es ser capaz de golpear con la pierna a cualquier altura pero a la hora del combate usarla con la mayor economía de movimiento posible.

Las cinco formas de ataque son las distintas estrategias que se pueden seguir para llevar a cabo un buen ataque.
1. El ataque angular simple (AAS) es cualquier ataque simple lanzado desde un ángulo insospechado por el rival, que puede estar precedido o no por fintas. Para ello se reajusta la distancia con el rival mediante el juego de piernas.
2. El ataque por inmovilización (API) se realiza aplicando previamente una inmovilización a algún miembro del rival. Al atrapar el miembro del oponente se evita que pueda moverlo y se dispone de una zona segura a donde poder atacar.
3. El ataque indirecto progresivo (AIP) está precedido por una finta o un ataque suelto para engañar la acción del contrario con el propósito de alcanzar la línea abierta o ganar un periodo de tiempo o movimiento. Se diferencia del AAS en que AIP se realiza en un único movimiento hacia adelante sin retirada, mientras que AAS con una finta precedida son dos movimientos separados.
4. El ataque por combinación (APC) consiste en una serie de golpes que se siguen naturalmente los unos a los otros y que normalmente se lanzan sobre más de una línea.
5. Por último, el ataque con inducción (ACI) es un ataque o contraataque iniciado después de atraer al contrario a una acción, ofreciéndole una aparente apertura o efectuando movimientos para que él pueda intentar contrar o adelantarse en tiempo. El ACI puede hacer uso de las cuatro formas de ataque previamente citadas.

La línea central es una recta imaginaria vertical que divide al cuerpo en dos partes iguales. La teoría de la línea central, proveniente del Wing Chun, mantiene que es vital el controlar y dominar la del adversario mientras se defiende la línea propia mediante defensas o trabajo de pies.

La línea central se refiere a una línea imaginaria que está justo en el centro de nuestro cuerpo. La teoría es explotar, controlar y dominar esa línea central del oponente. Todos los ataques, defensas y trabajo de pasos se diseñan para preservar tu propia línea central y para abrir la del contrario. Esta noción se relaciona de cerca con el control que se mantiene en un tablero de ajedrez, siguiendo el JKD una estrategia provocativa.

Las tres pautas para la línea central son:
a) Quien controle la línea central controlará la lucha
b) Proteger y mantener tu propia línea central mientras que controlas y explotas la de tu opositor.
c) Controlar la línea central ocupándola.

El JKD no es un arte que busque técnicas elaboradas, complejas y con florituras, sino que va a lo directo y simple y se enfoca hacia el realismo en combate. Para Bruce Lee, las técnicas complicadas y vistosas servían para asombrar al público en exhibiciones pero no solían ser efectivas en el campo de la defensa callejera.

Por ello, el JKD no es un deporte de competición, característica que hace de este tipo de artes marciales poco prácticas en situaciones reales debido a la gran cantidad de reglas impuestas en competición que de nada sirven en la calle.

Es por esto que Bruce Lee usaba junto a sus sparring un equipo de protecciones que permitieran acercarse lo máximo posible a la realidad en combate. Este principio del JKD que apoya el realismo, junto al principio de tomar lo útil y desechar lo que no sirva son determinantes y es por ello por lo que se considera a Bruce Lee como el pionero de los combates de contacto y sin reglas como las MMA o artes marciales mixtas.

El principio de absorber lo útil no debe ser entendido solamente como un medio de compilación, colección o búsqueda de las mejores técnicas de los diversos estilos marciales para formar un estilo. Esto es importante, pero el concepto va más allá. Se trata de encontrar un conjunto de habilidades que sean eficientes para el practicante.

Es un proceso de inmersión en un sistema o estilo y entender su esencia, sus métodos, teorías o actitudes mentales para experimentar el sistema en su totalidad y de esta manera poder absorber la parte útil para uno mismo. Si se aplica lo aprendido en una situación de combate real se puede observar lo que funciona y lo que no, para posteriormente descartar lo inútil o modificarlo y volver a probarlo.

Para ello es fundamental la experiencia personal y el experimentar con adversarios diferentes y de estilos diferentes. Si la técnica no es beneficiosa en combate para el individuo, puede ser desechada.

El Arsenal
El bagaje técnico del Jeet Kune Do es muy amplio, tan amplio como tu imaginación te lo permita, recuerda el no límite como límite, asentados sobre una sólida base, como es una guardia lateral, con rodillas ligeramente flexionadas, talones levemente levantados y desplazamientos laterales realizados sobre las puntas de los pies.

Absolutamente todo está permitido. “La calle no es un torneo. La energía se produce cuando la no intención inicia el movimiento desde el pie atrasado y flectado, subiendo por los músculos de la pierna, entrando en la cadera, finalmente viajando por el dorsal entrando en el brazo y colapsando en el momento del impacto. El cuerpo debe ser suave y ligero, sin fuerza bruta, para no impedir el devenir de la energía

Las tres bases de los conceptos de las técnicas y tácticas en Jeet Kune Do

La práctica del Jeet Kune Do se basa en que las técnicas y tácticas deben contener las siguientes características:
a) Simple
b) Directo
c) No Clásico

Aparte de los principios que guían al practicante, existen otras cuestiones importantes y prácticas que Bruce Lee estudió y desarrolló en vida:
a) La estructura cerrada y economía en el ataque y en la defensa
1) Ataque: los golpes vivos con los miembros adelantados.
2) La defensiva: las manos pegajosas
b) Las armas para golpear y patear versátiles, totales y llenas de arte-sin arte
c) El ritmo roto, el medio compás y el compás de uno o de tres y medio (El ritmo de JKD en el ataque y en la contra)
d) Entrenamiento con pesas y entrenamiento científico, suplementario además de una condición física completa
e) El movimiento directo en el ataque y en las contras lanzándolo desde donde se está sin volver a la posición
f) La movilidad corporal y el juego de piernas ligero
g) El trabajo sin crisparse y las tácticas de ataque inesperadas
h) Fuerte cuerpo a cuerpo (arremetidas, proyecciones, agarres, inmovilizaciones)
i) Combate total en el sparring y el entrenamiento por contacto real sobre blancos móviles
j) Las fuertes herramientas a través de un pulimento continuo
k) Expresión individual más que producto masificado; viveza más que clasicismo
l) Estructura total más que parcial
m) El entrenamiento de continuidad del yo expresivo detrás de los movimientos físicos
n) Potencia suelta y potente acometida como un conjunto. Una soltura como de muelle pero no un cuerpo físicamente laxo. También una consciencia mental flexible
o) El fluir constante (movimiento en recto y movimiento en curva combinados, hacia arriba y hacia abajo, derechazo e izquierdazo en gancho, pasos laterales, agacharse y evadirse, círculos con la mano)
p) Una posición bien equilibrada durante el movimiento, constantemente. Continuidad entre el empleo a fondo y la soltura

El Jeet Kune Do pone énfasis en las siguientes cualidades a la hora de la práctica:
a) Coordinación
b) Precisión
c) Potencia
d) Resistencia
e) Equilibrio
f) Percepción
g) Corporal
h) buena forma
i) consciencia visual
j) velocidad
k) timing entre otras.

Su Emblema
Es el símbolo del Tai Chi rodeado por dos flechas que representan el movimiento y cambio sin fin, rodeadas a su vez por caracteres chinos que se traducen como Teniendo el no camino como camino y la no limitación como limitación.

Dan Inosanto, Jeet Kune Do Concept (nombrado por Bruce Lee el sucesor de su estilo) el Jeet Kune Do no es un estilo nuevo, o una modificación o copia de otro existente previamente, o una fusión sin estructura de otras artes marciales;
“sino una idea; la búsqueda y aplicación de conceptos prácticos que liberan al practicante de limitarse a sí mismo”

Ted Wong, Jeet Kune Do Original, fué probablemente el único hombre, además de Bruce Lee, cualificado para informar de “cómo hacer las cosas” en el más alto nivel en JKD.

Como el diario de Bruce Lee revela:
Ted Wong fue el alumno privado de Bruce Lee, desde el 27 Julio de 1967 hasta el 14 de Octubre de 1971 y dedico más tiempo en clases privadas que ningún otro alumno.

El Jeet Kune Do es un arte marcial muy peligroso, NO ES UN DEPORTE, puesto que sus golpes son muy específicos en cuanto a lugares y la mayoría de sus golpes son para lastimar grave o letalmente.